jueves, 8 de julio de 2010

SWiSH Max, Animación en FLASH para principiantes

Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 77 miembros de Ciao

Buenas tardes señores. Swish, un programa desarrollado para aquellas personas que aun no dominan el Macromedia Flash en sus distintas versiones. Pero vayamos por partes, pues en estas pocas frases se han lanzado muchos términos que para muchos suenan a chino.

Para los que no lo conozcan, Macromedia Flash es un software desarrollado, como bien indica su nombre, por Macromedia (los mismos de Dreamweaver, Freehand o Fireworks). Flash nos permite generar ficheros con una capacidad multimedia gigantesca para el poco espacio que ocupan. Nos permiten crear animaciones con clips de audio (incluso he llegado a ver casi películas en Flash). Esas magnificas animaciones, o esos preciosistas banners, algunos dignos de ser guardados en nuestros discos duros. Pero claro, esto es como el cine, lo que nosotros vemos tiene una ingente cantidad de trabajo detrás, cuya percepción se ve disminuida debido al poco tiempo de ejecución que suelen tener, o la rapidez con la que se ejecutan. Detrás de una animación en Flash hay, como mínimo, mucha paciencia. Y ese es el problema, que los usuarios inexpertos no suelen ser pacientes de primera hora, y quieren obtener resultados impresionantes en poco tiempo, cosa prácticamente imposible, debido principalmente a la cierta complejidad del programa de Macromedia.

Entonces ¿Qué se puede hacer? ¿Las animaciones en Flash están restringidas para aquellos cuya resistencia numantina seria digno de elogio? ¿Hay que apuntarse a algún curso como única salida? Pues estas preguntas tienen dos posibles respuestas. La primera es que si, que nos armemos de paciencia, que consigamos tutoriales, que nos apuntemos a algún curso para llegar a dominar completamente la, por otra parte, excepcional herramienta de Macromedia (y es que si fuese fácil no seria tan practica). La otra opción es usar Swish. Podríamos decir que Swish es una versión “sencilla” de Macromedia Flash.

El entorno de trabajo es similar al de Flash. Arriba se nos muestra un marco con la evolución temporal de nuestra animación, en la que vamos insertando distintos objetos y los colocamos en donde nosotros queramos, para que sean reproducidos en un momento u otro. Justo a la izquierda tenemos un pequeño menú que nos permite añadir una acción, entre las cuales se encuentran algunas tan interesantes como reproducir un clip de audio, cargar una URL o añadir un script.

En la parte inferior tenemos un gran marco en el que veremos nuestra película en el instante que tengamos seleccionado en la barra temporal anteriormente descrita. Además se nos añaden una serie de botones que nos permitirán transformar a nuestro antojo el frame actual. A la izquierda tenemos un marco que nos muestra a través de un árbol todos los elementos de nuestra animación y como están enlazados entre si. Y a la derecha, tenemos las distintas propiedades de los diferentes objetos. Básicamente se nos muestran cuatro pestañas: Película, Escena, Transformar y Acciones. En la primera se nos permite modificar el tamaño de la película, el color de fondo, la velocidad de los fotogramas… En Escena podemos especificar los enlaces que fabricamos en nuestra película. En Acciones tenemos un listado de los distintos eventos agregados a la película. Y finalmente en Transformar se nos provee de unos rangos para modificar visualmente los objetos que tengamos en pantalla, o sea, hacerlos mas anchos o estrechos, mas altos o bajos, rotarlos o desplazarlos por el fondo de la película.
Claro, todo esto esta de una manera más o menos compleja en Macromedia Flash. Entonces ¿Dónde esta la ventaja o la facilidad de usar Swish? Pues es algo difícil de explicar. Yo lo mostrare con un ejemplo bastante claro. Yo para lograr hacer la primera animación en Flash tuve que recorrerme todo el tutorial de Macromedia Flash, e incluso así me costo lo mió, pues es fácil perderse entre la infinidad de opciones que nos proporciona Flash. Sin embargo, con Swish logre crear una titulo animado en pocos segundos, y con una facilidad pasmosa. ¿A que se debe pues? Pues creo que esta facilidad de uso viene dada por la intuitividad del entorno que nos proporciona Swish. Un ejemplo: si plasmamos una palabra sobre el fondo de la película, podremos añadirle una animación bastante currada simplemente con ir al menú “Insertar”, y al submenú “Efectos”, y se nos expandirá una lista de posibles eventos que podemos aplicarle a nuestra palabra, como transformaciones carácter a carácter, giros, efecto de explosión… Y esto es lo que no tenemos en Macromedia Flash, pues para lograr un simple efecto de giro, tendremos que crearlo nosotros desde el principio, seleccionando el objeto, especificando un rango temporal en el que se sucede el evento, definir la posición final en la que queremos que nuestro objeto quede, y crear la animación. En comparación, Swish es muchísimo mas fácil.

Pero claro, también es muchísimo menos potente. En Swish tendremos que estar mas o menos atados a lo que los programadores han eliminado para ganar una mayor sencillez en el manejo.

Este programa, obviamente, no es gratuito, pero tampoco es que sea excesivamente caro, pues por la cantidad insignificante de treinta euros podemos adquirir la licencia. Pero como gran ventaja tiene que esta totalmente traducido al castellano (aunque el Macromedia Flash en todas sus versiones también ha sido traducido a nuestro rico idioma).

Comentar también que a parte de la versión 2, que es la que estamos comentando, también existe Swish Max, Swish Lite (que es una versión reducida de Swish, o sea, una miniversión de Flash), Swish Power FX, Swish Studio y Swish Pix. Cada una de estas versiones está orientada a cada uno de los grupos de usuarios, con sus respectivas necesidades. Yo os recomiendo que consigáis Swish 2, que es la estándar.

Y poco más que comentar, un gran programa que esta principalmente orientado a usuarios que quieran explotar su capacidad creativa y quieran tener una curva de aprendizaje asequible. Esta herramienta es el perfecto trampolín entre el usuario no iniciado y el usuario que maneja sin problemas la gran aplicación de Macromedia.

Así que ya sabéis, si no queréis romperos la cabeza entre mil y un tutoriales para lograr dominar desde cero a Macromedia Flash, empezad primero con Swish (que actualmente se encuentra en su versión 2), que os resultara muchísimo mas cómodo, y comprenderéis muchos aspectos de Flash que a primera vista son bastante abstractos y difíciles de entender.

Muchísimas gracias por seguir ahí. Un saludo.
Ivan-17


EmoticonEmoticon