lunes, 9 de mayo de 2011

PROYECTO DE SINTESIS III-IV PERIODO

GUÍA PARA LA FORMULACIÓN DE PROYECTOS

Un proyecto es un plan de trabajo.

Por lo general, cualquier tipo de proyecto.

Responde a las siguientes preguntas:

¿Qué vamos a hacer?

Nombre del Proyecto: lo que se quiere hacer.

Por qué lo vamos a hacer?

Fundamentación del proyecto: es el diagnóstico y por qué elegimos ese problema para solucionar

¿Para qué lo vamos a hacer?

Objetivos del proyecto: qué lograría ese proyecto.

¿Dónde lo vamos a hacer?

Espacio físico.

¿Cómo lo vamos a hacer?

Listado de actividades para concretar el proyecto

¿Quiénes lo vamos a hacer?

Los responsables de las distintas actividades

¿Cuándo lo vamos a hacer?

El tiempo que se tardará en hacer el proyecto

¿Qué necesitamos para hacer el proyecto?

Listado de recursos y cantidad necesaria (materiales, humanos; financieros)

¿Cuánto va a costar el proyecto?

Presupuesto: precios de los recursos, según cantidad y tiempo de utilización.

No siempre los proyectos tienen este orden, pero no hay que olvidar ninguno de estos datos, son todos importantes.

Otra cuestión importante es diferenciar las etapas o ciclos del proyecto y los pasos que hay que seguir para su formulación.

Un Proyecto es un conjunto ordenado de actividades con el fin de satisfacer necesidades o resolver problemas.

Las etapas de un proyecto son:

  • DIAGNÓSTICO
  • PROGRAMACIÓN
  • EJECUCIÓN
  • EVALUACIÓN

El diagnóstico y la programación se corresponden con la formulación del proyecto, luego se lo ejecuta y finalmente se lo evalúa.

Para formular un proyecto es necesario dar los siguientes pasos:

· Entonces el 1 er. Paso es:

HACER UN DIAGNOSTICO

Para eso hay que CONOCER NUESTRO ENTORNO, COMUNIDAD Y SUS NECESIDADES.

Diagnóstico, según el diccionario

“Forma de ordenar los datos e información sobre cómo es y qué problemas tiene una determinada realidad”

Existen muchas posibilidades: hay distintos caminos para llegar a un proyecto.

· Cada solución tiene VENTAJAS Y DESVENTAJAS

¿Cómo elegimos la más conveniente?

Teniendo en cuenta:

· Las ventajas y desventajas de cada alternativa.

· Lo que esté más a nuestro alcance para resolver actualmente. (la solución más variable)

· La solución que va a resolver la causa de algún otro problema.

· Los recursos disponibles.

Nos queda claro que antes de elegir una alternativa hay que tener en cuenta todos los factores, positivos y negativos que pueden influir en el proyecto.

PARA ESO NOS TENEMOS QUE PREGUNTAR:

· ¿Qué recursos (ventajas) tenemos en la comunidad para esta solución?

· ¿Qué recursos nos están faltando?

· ¿Quiénes nos pueden ayudar?, los vecinos, otras organizaciones, instituciones, el Estado (municipal, provincial, nacional)

· ¿Cómo nos pueden ayudar? ¿Qué aportes pueden hacer?

· ¿Cómo es nuestra relación con ellos?

· ¿De qué manera conseguiremos los recursos que nos faltan?

· ¿De cuánto tiempo disponemos para el Proyecto? ¿alcanza para llegar a esta solución?

Una vez terminada la reflexión sobre las distintas alternativas de acción, hemos terminado con el DIAGNÓSTICO y podemos pasar a los siguientes pasos para la formulación de nuestro proyecto.

La segunda etapa se llama: PROGRAMACIÓN

· El 2º paso es PROGRAMAR

La Programación es el conjunto de procedimientos y técnicas que se usan para idear y ordenar las acciones necesarias para realizar un proyecto.

Para que la idea o la solución elegida al finalizar el diagnóstico se transforme en un proyecto es necesario reflexionar:

· para tener claro qué objetivos deseamos alcanzar.

· para determinar qué actividades tenemos que hacer para concretar esos objetivos.

· para aprovechar y distribuir mejor los recursos humanos y materiales que tenemos.

· para repartirnos mejor los trabajos a realizar.

El primer paso de la Programación es la identificación de objetivos

Los objetivos son de dos tipos:

General:

Es el resultado que buscamos al final de nuestro proyecto. Se logra a mediano y largo plazo.

Específicos:

Son los que se irán concretando para llegar al general; son más concretos, y se realizan a corto plazo.

Además de decir QUÉ se quiere lograr, hay que decir para CUÁNTA gente se hace lo que se hace. Cuántas personas resultarán beneficiadas por el proyecto.

Esto se llama “población destinataria”, identificar a quiénes y a cuántos se beneficia con el logro de los objetivos del proyecto.

El segundo paso de la Programación es contar lo más detalladamente posible las actividades que se van a realizar.

Aquí respondemos a la pregunta:

¿Cómo lo vamos a hacer?, es decir, las distintas actividades que vamos a realizar para lograr nuestros objetivos. Se puede realizar un listado, ponerle números o letras, para recién utilizarlo en el cronograma. Si nos resulta más práctico, podemos elaborar una planilla , teniendo en cuenta también quiénes van a hacer cada actividad, es decir los responsables de cada una de ellas;

por ejemplo:

Actividades y Responsables

conviene poner las actividades en orden:

qué vamos hacer primero, qué actividad le sigue, etc.

El tercer paso de la programación es EL CRONOGRAMA:

Se llama así al “gráfico” que sirve para controlar las distintas actividades del proyecto, según alguna unidad de medición de tiempo (días, semanas, meses).

Se tiene en cuenta entonces: ¿Cuánto tiempo se va a tardar en el proyecto?, calculando la duración de cada actividad.

Pueden utilizarse diferentes gráficos.

Por ejemplo:

Al que ya utilizamos le agregamos una columna:

Actividades

Responsables

fechas de comienzo y fin

a. Hacer los planos del salón comunitario

Arquitecto de la municipalidad

17/07/03 al 27/07/03

b. Otra actividad

Encargado

Inicio al Fin


EmoticonEmoticon